CENTROS QUE QUIEREN SER PUNTEROS

Pídele a una persona lo que NO te pueda dar y tendrás un conflicto,

insístele en que lo haga y tendrás una mala relación,

enfádate porque no te hace caso y tendrás un enemigo.”

No hay mejor modo de ser un CENTRO DE REFERENCIA que garantizar los mejores resultados en el alumnado.

No hay mejor modo de tener los MEJORES ALUMNOS que contar con los PROFESORES MEJOR PREPARADOS

y no hay mejor modo de garantizar el ÉXITO de todos ellos que dotándoles del CONOCIMIENTO MÁS PUNTERO.

Se trata de CUATRO cursos que pueden contratarse por separado o formando un curso completo.

Las tres primeras tienen una relación entre sí absoluta. Porque quien no sabe motivar, exige y quien exige crea resistencia en los alumnos.

El último de los cursos es específico para mejorar la convivencia en el centro e intervenir en situaciones de maltrato. Se incluyen las diferentes intervenciones ante el maltrato escolar y se recogen también aquellas situaciones en las que el alumno puede no ser comprendido.

Todos sabemos lo difícil que es educar, tenemos conflictos con frecuencia y parece que cuando comienzan no tienen fin.

Si quieres resultados distintos debes partir de premisas diferentes y actuar de un modo diferente y con estos cursos aprenderás cómo actuar.

Nota: Son muchos los centros que envían emails haciendo consultas específicas de casos de maltrato entre iguales, con profesores, etc. y piden ayuda para la resolución del conflicto, pero un mínimo conocimiento del enfoque y del método que se debe aplicar es el requisito indispensable para contar con mi colaboración. Por esa razón, únicamente aquellos centros que hayan realizado estos cursos podrán contar con mi intervención en la resolución de aquellas situaciones que les haya resultados excesivamente problemáticas, acordando previamente las condiciones para dicha colaboración.

TESTIMONIO

“Es muy frustrante llevar a cabo exhaustivamente el Protocolo de Actuación de Acoso Escolar y con la mejor de las intenciones poner en práctica todas las dinámicas de cohesión de grupo, insistir en el tema del buen trato… y ver que no cesa el acoso. Las pautas que nos dio Lourdes Relloso nos parecían, al principio, una locura ya que suponía actuar de forma totalmente contraria a lo que venían recomendándonos y veníamos haciendo. No veíamos más que riesgos por todos lados. Aún así nos atrevimos a seguir sus pautas y comprobamos lo siguiente: la tensión y la ansiedad del ambiente de la clase, del claustro y de los implicados (agresores y agredidos) comenzó a disminuir. Conseguimos retirar a las víctimas del punto de mira y a los agresores no darles pie a mantener su conducta. Los agresores comenzaron a autocontrolar sus conductas. Se consiguió dejar de focalizar la atención en la víctima y en las dinámicas de acoso, evitando que se siguieran sintiendo inferiores a los demás..”

Iraide Ortiz, Consultora y orientadora

TESTIMONIO

“En el caso de un alumno de 3 años que nos preocupaba porque no comía nada en el comedor y horas antes comenzaba a llorar desconsoladamente porque no quería comer. Habíamos intentado, tanto la tutora como las monitoras del comedor, consolarle, animarle con cariño, pero cada vez comía menos y la situación seguía empeorando. Seguimos las pautas que nos dio Lourdes Relloso a pesar de parecernos ilógicas, pero al cabo de una semana, siguiendo estrictamente lo que ella nos sugirió, el alumno empezó a comer y dejó de llorar.”

Izaskun Biguri, profesora de aula de 3 años.

Menú